AEPLA presenta en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el informe “El futuro del sector agrícola español”


  • El informe ‘El futuro del sector agrícola español, promovido por AEPLA y desarrollado por PwC, identifica los retos y oportunidades de la agricultura española y ofrece la base sobre la que construir una estrategia de futuro para el sector.
  • La agricultura aporta un gran valor económico, social, territorial y medioambiental. En 2017, el sector empleó sólo de forma directa a más de 749 mil personas generando una producción vegetal de más de 25.300 M€ en ingresos. Con una exportaciones agrícolas de 17.430M€, contribuyó a mejorar la balanza comercial española en 6.555 M€.
  • Se estima que un incremento de la producción podría generar un impacto económico acumulado (entre 2019 y 2050) de 54.682 M€ en Agricultura de Precisión, 6.919M€ en Agricultura de Conservación, 73.501M€ en Productos y Soluciones de Sanidad Vegetal, y 79.674 M€ en Edición Genética.

La agricultura constituye un sector clave para nuestra economía que debe enfrentarse en los próximos años a importantes desafíos. Se desarrolla en un mercado globalizado y bajo un marco normativo complejo que exigirán aumentar la productividad y competitividad de manera sostenible, respondiendo a las demandas de una sociedad preocupada por el cambio climático y la escasez de recursos naturales.  

El futuro del sector agrícola pasa por la construcción de una estrategia que coordine y oriente el esfuerzo y la actuación de los principales agentes e instituciones hacia un mismo objetivo: la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector. Por esa razón, AEPLA ha promovido el estudio desarrollado por PwC ‘El futuro del sector agrícola español’, cuyo objetivo es identificar los retos y oportunidades a los que se enfrentará la agricultura española y reflexionar sobre la mejor estrategia a seguir.  

La sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación acogió el pasado 21 de marzo la presentación de este informe, que aspira a sentar las bases de un Plan Estratégico para el sector agrícola, en materia de innovación y tecnología. El impacto económico estimado que podría tener implementar algunas de las soluciones propuestas, como fomentar la agricultura de precisión, la agricultura de conservación, los productos y soluciones de sanidad vegetal o la edición genética, deberían llevarnos a hacer una decidida apuesta a favor de nuestra agricultura en el futuro.

La apertura del acto corrió a cargo de Adonay Obando, presidente de AEPLA quien declaró: ‘nuestra asociación quiere ser un embajador efectivo que trabaja para crear consenso en el sector agrario a favor de la tecnología en la agricultura, para aumentar la productividad de alimentos seguros y para optimizar la competitividad de la agroeconomía española. En este espíritu hemos solicitado a PwC la realización del Informe “El futuro del sector agrícola español”. Nuestra intención es lograr comprender junto a los demás actores, la velocidad y transversalidad de la tecnología como el elemento que amalgama todos los esfuerzos del sector agrícola de cara a una estrategia conjunta a futuro’.

En opinión del Secretario de Agricultura, Fernando Miranda, ‘la agricultura cambiará profundamente en los próximos años, se producirá un relevo generacional y un salto tecnológico. Por eso, la visión de futuro del informe AEPLA nos permitirá alinear nuestras prioridades y planificar el futuro’. Desde el Ministerio y con la colaboración de todo el sector debemos poder identificar las necesidades y aportar para cada una, soluciones concretas con la mejor tecnología e innovación disponibles’. Y añadió, ‘debemos hacer un ejercicio, un esfuerzo colectivo para pensar en el futuro y aportar soluciones y medidas. ALAS (Alianza por una Agricultura Sostenible) y este informe aportan esas soluciones y nos permiten mirar hacia adelante’.  

En palabras de Jordi Esteve de PwC, consultora responsable del desarrollo del informe: ‘El mundo experimentará una transformación sin precedentes en las próximas décadas motivada por megatendencias globales de carácter macroeconómico y geoestratégico. Los cambios demográficos, los cambios en los poderes económicos mundiales, el progreso de la urbanización, la revolución tecnológica o la escasez de recursos y el cambio climático, están teniendo un profundo impacto ya hoy en día y van a ser la fuente de los principales retos a los que se va a enfrentar el sector agrícola español en el futuro. En este periodo retador de grandes oportunidades, pero también de amenazas relevantes, se requerirá un profundo esfuerzo conjunto y continuado de los diferentes agentes e instituciones del sector, para establecer objetivos comunes, alinear estrategias de actuación y activar palancas de actuación basadas en la innovación, la apuesta por las nuevas tecnologías, la diferenciación, la profesionalización y la orientación hacia el exterior’.  

‘Definiendo la agricultura del futuro’ ha sido el tema escogido para el interesante debate programado, y en el que participaron además de Jordi Esteve, Esperanza Orellana, Directora General de Producciones y Mercados Agrarios del MAPA, Pedro Barato, Presidente de ASAJA e Ignacio Senovilla, Secretario de Agricultura de UPA (ambas organizaciones miembros de ALAS, la Alianza por una Agricultura Sostenible) y Carlos Palomar, Director General de AEPLA.  

‘Desde el Ministerio podemos compartir los retos y objetivos identificados en el informe e incorporar algunas de las conclusiones’ ha señalado Esperanza Orellana, formulando la pregunta: ¿qué podemos hacer desde el Ministerio? Sin duda: favorecer la innovación, la digitalización, los modelos productivos más resilentes a condiciones climáticas, pero sobre todo, apoyar y defender la ciencia, frente a la magia que está tan de moda, añadió Orellana. 

Sincera intervención y fuerte defensa y puesta en valor de la agricultura la que ha manifestado Pedro Barato, Presidente de Asaja: ‘Se nos ve pero no se nos mira. Nuestra agricultura y ganadería, y no solo la ecológica, sino también la convencional, y no digamos la que usa los pocos OGMs autorizados en Europa, supera con nota muy alta lo mayores y más estrictos controles de seguridad, calidad, trazabilidad, bienestar animal o niveles de residuos. Lo demás es una cuestión de gustos, algo muy legítimo, pero subjetivo. Cualquier dirigente de un país del Centro y Norte de Europa que quiera hacerse una idea de cómo será la agricultura de su país en diez, veinte o treinta años, solo tiene que venir a España para ver el futuro. Creciente importancias del regadío, necesidad de optimizar recursos, nuevas variedades con sus distintos tratamientos, lucha contra la erosión y un largo etcétera, hacen de España un escenario idóneo para poder empezar a afrontar el problema y buscar soluciones desde ya’.  

El informe menciona específicamente una iniciativa de éxito creada recientemente: ALAS (Alianza por una Agricultura Sostenible). En opinión de Ignacio Senovilla de UPA, ‘ALAS y las organizaciones que lo forman identificamos hace tiempo que nuestro modelo productivo podría estar en peligro y vimos claro que nuestro papel en la actualidad y en el futuro es la defensa de la forma de producir que tenemos. Queremos dar a conocer a políticos, responsables de la administración y ciudadanos, que preservamos el medioambiente, somos competitivos y líderes en muchos sectores, pero sobre todo producimos con mucha calidad y extraordinariamente sano. Debemos sentirnos orgullosos de lo que estamos haciendo y lo queremos hacer. Para hacer nuestro trabajo ALAS necesita el apoyo de todo el sector, incluidos agentes y organizaciones que dependemos de la agricultura en nuestro trabajo y nuestra forma de vida. Sería deseable ver el modelo de ALAS en otros países europeos’.

En relación al informe presentado, Carlos Palomar de AEPLA, señaló: ‘realiza un profundo análisis y una radiografía de mucha calidad del sector, definiendo algunos de los principales retos y apuntando soluciones, que podría sentar las bases para una estrategia del sector con prioridades claras de actuación. En lo que respecta al sector de la sanidad vegetal estamos decididos a trabajar por la innovación, la tecnología y la mejora de la disponibilidad de productos, con el objetivo de incrementar la productividad y generar impacto. Las cifras que recoge el informe, apuntan a un potencial incremento de la producción agrícola del 11,9% en 2050 y un impacto económico acumulado de unos 73.501M€ (2019-2050), que no nos pueden dejar indiferentes. Estamos convencidos que para lograr avanzar en las distintas acciones estratégicas que se identificadas, es fundamental el rol de la calidad normativa y la articulación de las soluciones por parte de las instituciones. Esperamos contar con su colaboración para lograr un futuro de éxito para el sector agrícola español’.  

Miramos hacia adelante, porque solo así es posible avanzar y mejorar. Adelantarse a los acontecimientos es la mejor herramienta estratégica para alcanzar el éxito. Preocupados por ese futuro, AEPLA presenta y pone a disposición de todo el sector este informe, con el que espera aportar su grano de arena para diseñar la estrategia de futuro del sector agrícola. Nuestro futuro.  

Etiquetas: , , ,

Comentarios

Deja un comentario