La Asociación Americana de Gardens desvela los cuatro tipos de jardines del futuro


AECJ-Estudio-Tendencias-JardineríaLa Asociación Española de Centros de Jardinería (AECJ) ha traducido, como cada año, el estudio de mercado sobre tendencias que la Asociación Americana de Gardens realiza anualmente y en el que se plasman las principales tendencias en jardinería de cara a las próximas campañas.

Desde la Comunidad Verde queremos destacar uno de los apartados del estudio, en el que se revela que los jardines del futuro estarán condicionados por el clima debido al calentamiento global.

El estudio remarca que 16 de los últimos 17 años han sido los más cálidos que se han registrado, y que las inclemencias meteorológicas tales como sequías, grandes tormentas, granizo, olas de calor, inviernos suaves e incendios forestales han sido la tónica habitual y se acrecentarán en los próximos años.

Estas condiciones están cambiando las tendencias en jardinería y los jardineros, paisajistas y arquitectos buscan cada vez más plantas resilientes y resistentes que puedan hacer frente a las condiciones climáticas extremas.

Por ello, el estudio pone de manifiesto los cuatro tipos de jardines que van a predominar en el futuro.

El primer concepto es el de “Jardines Resistentes al Viento”, un problema habitual en algunas regiones que rompe y desarraiga las plantas, aumenta la pérdida de agua y extiende plagas.

Para ello proponen jardines compuestos de plantas con tallos flexibles y hojas pequeñas y estrechas, además de árboles de hoja perenne. Plantar árboles grandes y arbustos como pantallas contra el viento añade pequeños muros de contención y una capa extra de mantillo.

Como ejemplo ponen la lavanda, la aquilea y la uva de gato.

El segundo concepto es el de “Jardines del Desierto”, aquellos que se sitúan en regiones secas y áridas.

Este tipo de jardines incluyen plantas que toleran tanto la sequía como el exceso de sal, tales como la palmera datilera, el hinojo, el euforbio, las amapolas o los iris.

El estudio propone para las situaciones de sequía plantar árboles y arbustos altos que den sombra, como la acacia, el mezquite y el Chilopsis linearis, además de cactus y suculentas que le dan un toque nativo al paisaje.

Otro concepto de jardín del futuro es el “Jardín de Lluvia”, para las zonas susceptibles de sufrir grandes tormentas e incluso inundaciones, pues una lluvia excesiva puede saturar el terreno, asfixiando las raíces y atrayendo plagas.

Para este tipo de jardín la asociación propone plantas resistentes al agua como la reina de la pradera, la aronia negra, el eupatorio, la pícea azul de Colorado, los helechos, el árbol de la cera y el acebo rojo.

Además recomiendan la utilización de tierras absorbentes que mejoren el drenaje, lo que evitará encharcamientos, además de construir caminos que atraviesen las zonas bajas con arena y/o piedras.

Por último, el estudio habla de los “Jardines a Prueba de Heladas”, pues generalmente en condiciones frías las ramas se parten, el agua no alcanza bien las raíces y la escarcha puede estropear ciertas plantas.

Para este tipo de jardín recomiendan árboles resistentes al frío como el abeto de Douglas, el abedul, el arce, los eléboros, las juncias y las hostas.

Proponen asimismo añadir una capa de mantillo compuesto por hojas para mejorar la protección de las raíces, y evitar utilizar sal cerca de los macizos con flores.

Sin duda, los cambios climáticos del futuro condicionarán el diseño de jardines, aunque la buena noticia es que el sector está preparado para abordar estos cambios para que podamos continuar disfrutando de jardines adaptados a las necesidades del entorno.

Comentarios

Deja un comentario