LCV acude a la la jornada sobre Renaturalización Urbana en el Foro de las Ciudades Madrid IFEMA


Del 13 al 15 de junio tuvo lugar el Foro de las Ciudades Madrid IFEMA, en coincidencia con la Feria Internacional de la Recuperación y el Reciclado, con el Salón Profesional de la Limpieza e Higiene y con TECMA, Feria Internacional del Urbanismo y Medio Ambiente.

El Foro de las Ciudades presentó un ambicioso programa de 23 sesiones con ponencias de profesionales de reconocido prestigio y mesas de debate.

La Comunidad Verde acudió a la jornada sobre Renaturalización Urbana e Infraestructuras Verdes, que se ha celebrado en 3 sesiones.

En la primera de ellas se presentó la experiencia de 4 ciudades: Madrid, Castellón, Asunción (Paraguay) y Zaragoza. Los ponentes fueron:

– Beatriz García San Gabino, Directora de Agua y Zonas Verdes del Ayto. de Madrid
– Rafael Simó, Concejal de Ordenación del Territorio y Movilidad del Ayto. de Castellón
– Gustavo Candia, Asesor Municipal Asunción (Paraguay)
– Luis Alberto Lorente, Técnico de la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad del Ayto. de Zaragoza

Rafael Simó presentó el proyecto Horizonte Castellón 2050 para convertir la ciudad de Castellón en una Ciudad Verde Europea, con el objetivo puesto en una ciudad más verde, amigable y renaturalizada aplicando soluciones basadas en la naturaleza.

En definitiva se trata de conseguir una ciudad sostenible, inclusiva, con capacidad para afrontar el reto del cambio climático, que mejore la calidad de vida de sus ciudadanos y todo ello aplicando iniciativas diseñadas por los ciudadanos en un esfuerzo de participación de todas las partes interesadas.

Para ello Castellón ha participado del programa europeo UnaLab, definiendo una serie de objetivos estratégicos que están ya dando sus frutos:

– Impulsar conectores verdes para uso peatonal y ciclista, con presencia de espacios de sombra, bancos y equipamiento urbano.
– Conectar la ciudad con el cauce del río Seco, que atraviesa Castellón durante 4 km, respetando el cauce y equipándolo de áreas recreativas y lúdicas.
– Renaturalizar la ciudad y promover un anillo verde, recuperando espacio para huertos urbanos.
– Educar en una conciencia de respeto y valorización del entorno natural.

De estos objetivos Simó se centró en el proyecto del Corredor Medioambiental del Río Seco. Habló de un entorno muy degradado próximo al cauce del río, con una longitud de 10 km. que permanece seco la mayor parte del año, pero que puede llevar agua durante episodios de lluvia torrencial.

Las actuaciones sobre los 4 km urbanos del río suponen una inversión de 20 millones de euros y la recuperación de 150.000 m2 de cauce. Las obras contemplan actuaciones longitudinales y transversales:

– Convertir las riberas del río en vía verde para uso peatonal y un carril ciclista.
– Creación de pasarelas y puentes que conecten ambos lados de la ciudad.

Los principales actores del diseño de estas actuaciones han sido los medios de participación ciudadana: talleres participativos en los barrios afectados y foros urbanísticos.

Beatriz Gómez San Gabino presentó el Plan Estratégico de Zonas Verdes, Arbolado y Biodiversidad de Madrid. La Infraestructura verde y su gestión es un aspecto estratégico para la ciudad de Madrid.

Beatriz insiste en que las zonas verdes han dejado de ser equipamiento urbano, los árboles no son mobiliario urbano, las zonas verdes son infraestructura urbana que genera bienes y servicios ecosistémicos: regulación de la temperatura, evita escorrentías y fija el suelo, permite la infiltración del agua y elimina contaminantes.

La planificación de la infraestructura verde es fundamental para trasladar al ciudadano sus beneficios y para que el ciudadano sea consciente de ellos.

En Madrid hay 5.700.000 árboles urbanos y periurbanos (Monte de El Pardo y Soto de Viñuelas). El arbolado urbano alcanza los 5.700.000 árboles, de los cuales 1.500.000 se encuentran en zonas verdes y 260.000 son arbolado viario. Las zonas verdes urbanas tienen una superficie de 6.000 hectáreas.

En septiembre de 2017 el Ayuntamiento de Madrid aprueba el Plan A: Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático. El Plan contempla 30 medidas entre las que se encuentran la adaptación al cambio climático que incorpora iniciativas como la creación de cubiertas verdes, la rehabilitación de espacios públicos mejorando las condiciones microclimáticas, la renaturalización del río Manzanares y en definitiva una regeneración urbana para convertir a Madrid en una ciudad verde, conectada y resiliente, preparada para el cambio climático.

El antiguo tejido urbano dificulta la creación de zonas verdes por lo que se proponen nuevas formas de renaturalización como la recuperación de espacios para zonas verdes, cubiertas vegetales o microespacios de vegetación arbustiva.

Luis Alberto Lorente presentó la experiencia de Zaragoza en la creación de infraestructura verde: El Camino de Zaragoza.

En 2012 el Ayuntamiento de Zaragoza accede al proyecto europeo LIFE, denominado “Zaragoza Natural” y que tiene por objetivo diseñar una infraestructura verde para Zaragoza. Nace así el Plan Director de la Infraestructura Verde de Zaragoza, que busca crear una red interconectada de espacios verdes naturales y urbanos que contribuya al desarrollo territorial, la mejora del medio ambiente, la salud y la calidad de vida de los ciudadanos.

Desde el punto de vista territorial, la ciudad de Zaragoza presenta 2 características ecosistémicas muy diferenciadas: el territorio estepario que rodea al valle del Ebro y el sistema fluvial formado por los ríos Ebro, Huerva y Gállego y el Canal Imperial de Aragón.

El Plan Director recoge esta singularidad poniendo en valor el desierto semiárido de la estepa y el sistema fluvial, con sus humedales, bosques isla y tierras agrícolas en estado de semi abandono.

El principal objetivo del Plan Director es mejorar las características ecosistémicas de las zonas verdes. En este sentido, la Exposición Universal 2008 de Zaragoza propició una recuperación de la ribera del Ebro implantando una infraestructura verde que, aunque poco adecuada por estar alejada del concepto de bosque de ribera, es un avance en la transformación hacia un ecosistema naturalizado.

La idea central del Plan Director es que “el medio ambiente alberga a la ciudad de Zaragoza, y no al contrario”.

Luis Alberto insistió en que la planificación urbana debe adaptarse a la planificación de los espacios verdes ya existentes, diseñando las zonas verdes urbanas como corredores que conectan espacios verdes naturales y huyendo del concepto de zona verde como equipamiento urbano.

Los objetivos del Plan Director de Infraestructura Verde de Zaragoza son:

– Mejorar el hábitat de la ciudad.
– Mejorar la conectividad entre zonas de la ciudad.
– Aumentar la biodiversidad.
– Favorecer procesos ecológicos que se producen de forma natural.
– Potenciar el uso recreativo y el conocimiento del entorno natural (el conocimiento favorece la sensación de pertenencia y el deseo de cuidar el entorno).

El Plan Director de Infraestructuras Verdes se desarrolla mediante un procedimiento de participación ciudadana y nace con vocación de inspirar el resto de planes de desarrollo, como el plan de ordenación urbana, la estrategia de cambio climático o el plan de movilidad urbana.

Gustavo Candia presenta la experiencia de la ciudad de Asunción (600.000 hab.), capital de Paraguay. Asunción está rodeada por el río Paraguay, un río muy caudaloso con episodios de desbordamiento cada vez más frecuentes.

El cambio climático afecta a la ciudad por las crecidas del río Paraguay que se han convertido en bianuales. La ciudad se divide en la zona alta (450.000 hab) donde vive la clase media y alta y la zona más baja, Los Bañados (150.000 hab.), donde reside la clase más humilde, a menudo emigrantes del campo a la ciudad que viven en infraviviendas y sufren las cíclicas inundaciones del río.

Cuando se producen estos episodios los habitantes de Los Bañados se ven obligados a subir a la parte alta donde se asientan en calles y plazas en improvisados alojamientos provisionales.

La recuperación del estado natural de Los Bañados ha sido el eje de la política municipal y comenzó con una consulta ciudadana a habitantes y empresarios de Los Bañados.

Se ha realizado una actuación que ha permitido la recuperación de las zonas inundables y la reubicación de los habitantes en casas construidas por encima de la cota inundable, permitiendo su realojo sin abandonar el barrio,

La actuación principal ha sido la construcción de una carretera costera, la Costanera, de 4 km de longitud que contiene el margen del río y protege la zona inundable. Esta vía permite separar los humedales de la nueva zona urbana, con numerosos emprendimientos urbanos promovidos por la administración pública, como las nuevas sedes ministeriales, equipamientos deportivos, estadios de fútbol (candidatura Uruguay-Argentina-Paraguay para celebrar el mundial del fútbol de 2030), o la nueva urbanización para realojar a los habitantes de Los Bañados.

Todas estas actuaciones han conseguido que Asunción mire de nuevo al río, recupere un humedal icónico para sus habitantes y un espacio verde desde donde se pueden ver los atardeceres más bonitos de la ciudad

Durante la segunda sesión de la jornada se presentó la experiencia de otras 4 ciudades (Valladolid, Vitoria, Lugo y Barcelona), con los siguientes ponentes:

– Juan Antonio Gato, Concejal de Hacienda del Ayto. de Valladolid.
– Luis Orive, Director del Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz.
– Lara Méndez, Alcaldesa de Lugo.
– Salvador Martí, Responsable de Producción de FCC Medioambiente de la ciudad de Barcelona.

Juan Antonio Gato ha presentado el proyecto Urban Green Up, proyecto europeo financiado por el programa Horizonte 2020, que ha sido concedido a 3 ciudades: Valladolid, Liverpool (UK) y Esmirna (Turquía).

Valladolid

El proyecto Urban Green Up tiene como objetivo definir una estrategia para la renaturalización de las ciudades utilizando soluciones basadas en la naturaleza. Esta renaturalización trae consigo beneficios ambientales como aumentar la resiliencia frente al cambio climático o hacer la ciudad más saludable y beneficios sociales como el desarrollo de una economía verde, la generación de nuevos empleos y nuevas oportunidades de negocio asociados a este ámbito.
Juan Antonio define las estrategias de sostenibilidad tenidas en cuenta y que contemplan el plan de movilidad, el plan de acción de energía sostenible (PAES) y la Agenda Local 21.

Con estas estrategias se han afrontado los principales problemas medioambientales que presenta la ciudad que son:

– Red de carril bici muy amplia pero sin conexión y poco naturalizada.
– Zona inundable del río Esgueva que produce daños en la zona de su desembocadura en el río Pisuerga.

El proyecto Urban Green Up supone una inversión de 3.200.000 euros para Valladolid, con una contribución europea del 90% y se estructura en 3 fases (diagnóstico, diseño y ejecución).

Actualmente se encuentra en la fase de diseño, en la que se han definido las siguientes actuaciones:

– Corredor verde urbano que da continuidad a los distintos tramos de carril bici, diseñando zonas de descanso arboladas y renaturalizando el trazado.

– Centro histórico y actuaciones en el mismo para evitar el efecto isla de calor:

º Incorporación de toldos vegetales que disminuyen la temperatura, absorben CO2, absorben ruido, hacen más agradable el paseo y revalorizan los inmuebles.
º Incorporación de jardines verticales móviles de pequeñas dimensiones.
º Marquesinas verdes en paradas de transporte público.
º Fachadas verdes en edificios privados (centros comerciales).
º Barreras vegetales contra el ruido.
º Biofiltros en respiraderos de aparcamientos subterráneos.

– Renaturalización de zonas urbanas: resiliencia frente al cambio climático

º Espacios verdes en el aparcamiento del campo de fútbol.
º Creación de lagunas con aguas residuales tratadas utilizando fitodepuración.

– Renaturalización de la zona inundable del Esgueva, utilizando técnicas de parques inundables.

– Creación de huertos urbanos y compostaje comunitario, donde intervienen los ciudadanos directamente, haciéndoles partícipes y convenciéndoles de los beneficios que aportan los cambios.

Luis Orive presentó la experiencia del Anillo Verde de Vitoria que consiste en una red de zonas verdes y parques urbanos conectados formando un sistema verde integrado de ámbito regional. Este 2018 se celebran los 25 años desde el comienzo de la construcción del anillo verde.
En el año 2012 Vitoria recibe el reconocimiento de European Green Capital por la Comisión Europea. El anillo verde es la infraestructura verde más importante de Vitoria y el referente de muchos esfuerzos de renaturalización de otras capitales europeas.

La construcción del anillo verde se inicia en 1993 e inicialmente contempla:

– Actuaciones de mejora en los bosques isla.
– Parar los desarrollos urbanísticos que amenazaban esta infraestructura.

Para la construcción del anillo verde se informa a la ciudadanía porque el ciudadano tiene derecho a opinar sobre su entorno. El ciudadano se relaciona con su entorno natural de forma saludable, inclusiva y es imprescindible mantenerle informado para que aprecie y respete su entorno.

Vitoria

Desde entonces, el anillo verde ha continuado creciendo hasta lo que es actualmente, un conjunto de parques periurbanos de alto valor ecológico que se encuentran conectados por corredores verdes y que componen una amplia variedad de ecosistemas, bosques, humedales, ríos, praderas y campos de cultivo, para el uso y disfrute de los ciudadanos de Vitoria y de sus visitantes.

Lara Méndez presentó el proyecto Lugo + Biodinámico. En esta última legislatura el Ayuntamiento de Lugo crea la concejalía de desarrollo sostenible que reúne las áreas de urbanismo y medio ambiente, encargada de presentar al programa LIFE europeo esta iniciativa que propone la planificación de un barrio multiecológico al noroeste de Lugo, como modelo de resiliencia urbana y adaptación al cambio climático a escala de barrio.

Esta iniciativa se basa en un cambio del modelo productivo que se centra en el bosque y el sector de la transformación de la madera:

– Utilizando la madera como elemento estructural en la construcción de un edificio con este material que tendrá un uso social, divulgativo y administrativo.

– Creando un pulmón verde urbano con la plantación de especies arbóreas:

º Creación de una parcela de frondosas autóctonas.
º Creación de una parcela de castaños.
º Creación de un arboretum.
º Producción de astillas (biomasa) para utilizar como combustible.

Salvador Martí presenta la experiencia de FCC medioambiente en la gestión de playas del área metropolitana de Barcelona. Esta gestión se fundamenta en 2 pilares:

– La renaturalización de las playas, mejorando los sistemas dunares y la biodiversidad vegetal. En este sentido se ha procedido a la construcción de dunas que se han fijado restaurando la flora y utilizando plantas adaptadas a esas condiciones, que permiten fijar y estabilizar las dunas, eliminando la vegetación invasora. Esta actuación, junto con un balizamiento de apoyo, ha permitido restaurar extensas zonas de litoral.

– La innovación tecnológica con la implementación de equipos GPS a las máquinas limpiadoras de la arena que permiten limpiar con menor número de pasadas y respetar el área de las dunas. Así mismo se instalaron sensores de llenado en las papeleras situadas en los puntos de acceso a la playa para monitorizar su llenado y disminuir el número de vaciados.

Para finalizar la jornada se celebró una mesa redonda con los siguientes asistentes:

– Alberto Sanz. Investigador del itdUPM
– Iñaki Viñuela. Paisajista de la AEP
– Miriam García. Paisajista
– Sandra Marco. Creando Redes
– Jorge Sánchez. Altekio
– ASEJA (Asociación Española de Empresas de Parques y Jardines)

Alberto Sanz expresó las líneas de trabajo de itdUPM en la Ciudad Verde:

– Diseño de espacios de naturalización y agricultura urbana.
– Evaluación del impacto asociado a la creación de infraestructuras verdes: impactos directos (CO2 absorbido) e indirectos (cambio huella de carbono).
– Comunicación de resultados.

Iñaki Viñuela presentó la actividad de la AEP y la importancia de la figura del paisajista en el desarrollo de zonas verdes.

Miriam García indica que hay que dejar de trabajar desde la sostenibilidad para empezar a hacerlo desde la resiliencia.

Sandra Marco trabaja en la restauración ecológica y manifiesta que es necesario trabajar con los elementos del ecosistema para mejorarlos.

Jorge Sánchez habla del reto de renaturalizar nuestras ciudades desde la innovación social:

– Intervención sobre el territorio a nivel estructural.
– Cómo afecta esta intervención a las personas desde el ámbito personal (emocional) y sobre su salud.
– A nivel organizacional cómo conectar sectores sociales y recuperar el sentido de espacio público como espacio común

Esperamos que el resumen de la jornada sirva a todos no solamente a título informativo, si no también para concienciar y para mostrar que la renaturalización de las ciudades es una realidad palpable en la que las administraciones locales llevan trabajando durante años.

Etiquetas: , , , , , ,

Comentarios

Deja un comentario