Los espacios verdes en zonas urbanas disminuyen el estrés y aumentan la satisfacción de vida


Los espacios verdes urbanos proporcionan numerosos beneficios para la salud según indican diversos estudios. Los investigadores han señalado que las personas cuyos hogares tienen vistas a distintos tipos de vegetación (plantas dentro del hogar, parques, bosques…) tienen niveles significativamente más bajos de las hormonas del estrés. Esto nos indica que los espacios verdes, dentro de las ciudades, juegan un papel importante en la salud de los ciudadanos haciendo de las ciudades entornos más saludables.
Distintos estudios apuntan a que vivir cerca de la naturaleza puede tener efectos positivos inmediatos en la salud mental y física y que el impacto a largo plazo de las zonas verdes sobre la salud de los ciudadanos es un campo con muchos aspectos por descubrir.
Un estudio realizado sobre la influencia de las zonas verdes en habitantes de París y Berlín, publicado en el servicio de información de la UE Science for Environment Policy, concluye que los ciudadanos parisinos obtienen beneficios más tenues que los berlineses. Esto puede deberse a que la conciencia y educación, respecto a las zonas verdes de ambas ciudades es distinta, puesto que el uso de zonas verdes en París está limitado mientras que en Berlín es más libre.
La exposición a la naturaleza (incluyendo naturaleza urbana, espacios verdes y vistas a la vegetación desde las viviendas) modifican los niveles de cortisol –como se conoce a la hormona del estrés– según arrojan los resultados del estudio realizado sobre el cabello de 32 participantes. Dichos resultados apuntaban a que los niveles de cortisol en el cabello de los participantes era más bajo cuando avistaban una cantidad alta de vegetación.
Del mismo modo, encontraron que aquellos ciudadanos que transitaban por un sendero lleno de vegetación, al menos una vez a la semana, tenían los niveles de cortisol más bajos que aquellos que lo transitaban de forma menos frecuente aumentando la satisfacción de vida, aunque no diferían en la salud general.
Esto sugiere que la exposición a la naturaleza dentro de las ciudades, sea en sus calles, espacios libres o patios puede mejorar de forma potencial la salud humana y la satisfacción de vida. Por ello, los autores del estudio animan a las autoridades locales a tener en cuenta estos datos a la hora de diseñar las zonas urbanas con el fin de hacerlas más sostenibles y saludables.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Comments are closed.