Residuos agricolas, 100% biodegradables, como material aislante en jardines verticales


Una investigación realizada por la Universidad de Sevilla ha propiciado la creación de mecanismo que permite fabricar estructuras aislantes a partir de residuos agrícolas y micelio de hongo que se están aplicando en la instalación de jardines verticales e infraestructuras verdes.
Los investigadores, pertenecientes a la Facultad de Química y la ETS de Arquitectura de la Universidad sevillana, aseguran que los paneles aislantes o componentes modulares son capaces de realizar funciones aislantes acústicos y térmicos.
Las estructuras son 100% orgánicas y biodegradables compuestas de distintas clases de residuos agrícolas como paja, hojas, cáñamo, virutas de madera o cáscara de arroz, y micelio de diferentes tipos de hongo ( Pleurotus ostreatus, Lentinula edades o Ganaderma Lucidum) que digieren parte del sustrato y aporta rigidez a la estructura creciendo, dentro de moldes, como conglomerante.
Estas estructuras pueden ser utilizadas para composiciones verdes como, por ejemplo, los jardines verticales, gracias a su adaptabilidad y la posibilidad de realizar diversas formas con el uso de los moldes.
A diferencia de los actuales aislantes derivados de la espuma del petróleo, estos componentes no producen impacto negativo sobre el medio ambiente, no son contaminantes y, además, sirven como nutrientes para el suelo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios

Comments are closed.